MI CUENTA
Acceder
 
   
 
Bienvenida
La Tierra de Campos
 
   
   
 
Organigrama
Calidad
Medio Ambiente
Cría
Instalaciones
Elaboración
Exportación
Contactar
 
   
   
 
Recetas
Consejo de Gourmet
Rutas gastronómicas
Puntos de Venta
 
   
   
 
Ferias y Eventos
Noticias
Boletín
Prensa
 
   
Detalles de Bodas, Comuniones y Bautizos
Lentejas Pardinas con Pato de Campos.

 
 
 
  Ingredientes:
  Setenta gramos de lentejas por persona.
Un muslo de pato confitado por persona.
Cebolla, tomate y pimiento verde para el sofrito.
Hojas de laurel, sal y agua mineral.
 
Autor: Fernando Franco Jubete.
Enlace
Fecha: 15/02/2011
Elaboración:
Las lentejas deben cocinarse, como todas las legumbres, comenzando por el remojo, porque hidratarlas en agua fría es fundamental para limpiarlas de tierra e impurezas, para que aumenten de volumen antes de aplicarlas calor y su piel sea más permeable y no se desprenda al cocer y para eliminar, con el agua de remojo, las sustancias no nutritivas que contienen, como todas las leguminosas. Un remojo que puede ser más corto, dado el pequeño volumen de las pardinas. Con dos o tres horas es suficiente, particularmente si cambiamos el agua lavándolas al grifo.

A continuación se ponen a cocer, preferiblemente en agua de baja mineralización, solas o con los ingredientes en crudo si van a estofarse. Los guisos y la sal se aportan después de cocidas, porque bastan unos minutos de cocción conjunta para que se incorporen sus aromas y sabores y evitamos que se rompan y deshollejen.

Después de remojadas las lentejas, según lo explicado, se ponen a cocer las pardinas con el laurel y el agua, que las cubra dos dedos por encima, en una cazuela amplia a fuego lento y sin taparlas (para que las sustancias no nutritivas volátiles se pierdan). En una sartén ponemos a dorar los muslos de pato confitados por ambas caras en su propia grasa. Se reservan y en la misma sartén y en su grasa hacemos un sofrito picando finamente la cebolla y el pimiento. Cuando estén pochados, rallamos los tomates crudos tras quitarles las pepitas y el agua de vegetación, desechando la piel. Dejamos hacer el sofrito a fuego muy lento. Cuando las lentejas estén blandas incorporamos el sofrito, rectificamos de sal, y finalmente los muslos, dejando hervir a fuego muy lento unos cinco minutos. En la grasa que queda en la lata del pato y a fuego muy lento se pueden confitar unas patatas de acompañamiento excepcionales. Para una celebración, si añadimos un escalope de foie fresco a la plancha junto el muslo, será un complemento magnífico. Primer plato o plato único con un entrante o una ensalada. Rápido (40 minutos), sano y terracampino.

 
 

Volver a Recetas